domingo, 11 de septiembre de 2011

12 de septiembre de 1905

Dos hojas unidas a doble cara, cuatro páginas, nos presentaba el diario Sevilla.
12 de septiembre de 1905. Martes caluroso, 37º de máxima a la sombra.
Información y opinión política; el pueblo eligió nuevos representantes para el parlamento español. La voluntad popular a través de las urnas. Como siempre ocurre, todos triunfaron, liberales y conservadores. En Sevilla triunfa por primera vez la candidatura republicana debido a las divisiones internas de los monárquicos. Se informa que por los colegios electorales aparecieron las llamadas “cuadrillas de los garrotes” que impedían la entrada de los electores que suponían enemigos de su candidatura.
En San Sebastián y como resultado de la suscripción hecha a favor de los obreros andaluces, victimas de la sequía, se recaudan 51.000 Ptas.
Los mercados de cereales unos al alza y otros a la baja, según el tipo de grano. Rigoletto en el teatro Eslava. No fue de la satisfacción de los espectadores. “El perro chico” de Arniches en el teatro del Duque.
La corrida –novillada- del domingo anterior en el circo maestrante es calificada por el cronista “Peinaito” como mamarrachada.
Para las enfermedades del estómago; Digestivo Mojarrieta, el curativo radical. Para teñir el cabello; aceite vegetal mexicano, un descubrimiento maravilloso que devuelve al cabello el color natural sin que parezca que está teñido.
El 10.664 fue el número del primer premio de la Lotería Nacional.
Mixtos, correos y exprés llegan y salen de las estaciones de la Plaza de Armas y de San Bernardo. Incluso salen trenes hacia Sanlúcar de Barrameda, Rota y Chipiona.
En el matadero municipal, pasan a mejor vida 7 toros, 19 bueyes, 5 vacas, 1 novillo, 2 utreros, 36 añojos, 8 terneras y 94 ovejas.
Pinchen en las imágenes para verlas a mayor tamaño.


Pero detengámonos un momento en la segunda hoja. En la primera y segunda columnas se cuentan los Ecos de Sociedad.
Enfermos. La señora Eulalia Salazar se encontraba gravísima en Jerez de la frontera, por contra, NIcolás de Arellano se encontraba muy recuperado de su lesión en un pie.
De viaje. Regresaba de Chipiona el distinguido sportman Alfredo Álvarez Daguerre y marchaba al Puerto de Santa María Juan Domínguez, primogénito de los barones de Gracia Real.
Entre enfermos y viajes una nota de "sport";
Han pasado 106 años.

1 comentario:

José Luis Herrera Muñoz dijo...

Excelente como siempre.
Me alegro que puedas hacer tus comentario.