jueves, 8 de abril de 2010

Los escudos del Sevilla F.C.

Con motivo del cincuentenario del Sevilla F.C. se publicó en el diario Marca, en marzo de 1955, un interesantísimo reportaje donde se recogieron las palabras de los creadores de los escudos que el decano del fútbol hispalense ha tenido en su más que centenaria historia; Juan Lafita y Pablo Rodríguez.

EL PRIMER EMBLEMA, DE LAFITA, FUE REDONDO.

Juan Lafita reconoce que fue el autor del primer escudo;
“Fue mío, como lo fue también el primer cartel, a requerimiento de mi hermano Pepe”
El genial artista sevillano recuerda que por ambos trabajos no obtuvo ni un solo céntimo y que “fueron caprichos de su hermano” (José Lafita) que era un apasionado por el fútbol y por los colores del Sevilla.
Sobre el primer escudo nos cuenta;
“Es redondo: un círculo, especie de balón en cuyo centro aparecen entrelazados, en rojo, el anagrama del Sevilla Football Club”.

“Sobre el argumento del cartel, puedo señalarte que pinté a mi hermano con el uniforme de jugar, en posición arrodillada, manteniendo el balón entre las piernas y apoyándose en él. Al fondo se veía la portería y ocupaba la mitad del lienzo el campo, con las líneas blancas del juego”.
El cartel se enmarco y se expuso en el escaparate de un establecimiento sevillano. Fue el anunciador del partido benéfico disputado en el hipódromo de Tablada, a finales de enero de 1909, con destino a los damnificados de la catástrofe de Mesina, en el sur de Italia.

EL ESCUDO SUIZO DE PABLO RODRÍGUEZ.

El escudo diseñado por Juan Lafita perduró hasta principios de los años veinte y fue sustituido por el creado por Pablo Rodríguez Blanco. El mismo citado autor cuenta el desarrollo del escudo y como fue su creación.
El reportero de Marca fue a entrevistarlo a su lugar de trabajo; era empleado de la Compañía Abastecedora de Aguas de Sevilla, la empresa heredera de la Seville Water Work Company Limited, el “agua de los ingleses” de donde salieron muchos jugadores del Sevilla F.C. de 1890 y de 1905…

“Y fuimos a ver a don Pablo Rodríguez.
Don Pablo nos explicó:
- Sin recibir encargo de nadie ni del Club, del que yo era socio, ni de ningún amigo afecto del mismo- pergeñé el actual.
Pensaba que al emblema representativo le faltaban detalles. Faltaba completarlo. Añadirle el escudo oficial de la ciudad y las barras con los colores de ella, que eran –y lo son- los del Club. También creía oportuno estilizarlo, dándole una forma más heráldica, en principio esbocé dos: una muy similar al que usa el Barcelona Club de Fútbol, y el que ahora existe. Después, sin consultarlo, opté por este, y un buen día entregué el dibujo completamente terminado. Coloreado y todo. Como aparece.
- ¿Lo admitieron?
- En aquella época no había tantos formulismos y lo aceptaron en el seno de la entidad sin dilaciones.
- ¿En qué época acontecía?
- No lo recuerdo. Posiblemente, por las actas de aquellas fechas se puede saber con exactitud. Pero creo difícil investigarlo. Eran documentaciones que, generalmente, no se empolvaban. Lo único que recuerdo es que volvía a tener noticias de la misma hasta que no lo vi esmaltado. Se había hecho una serie de ellos en Alemania. Tuve que comprar uno para guardarlo. Meses después la Junta directiva decidió regalarme otro especial que todavía conservo como recuerdo.
- ¿Se usaban en los uniformes de los jugadores?
-Desde el primer momento. Claro que en los primeros eran de papel y cartulinas; pero después bordados...”

Observarán que de motu propio Pablo Rodríguez, que era socio del Sevilla, piensa que el emblema redondo no es representativo de una entidad deportiva pues le faltan elementos diferenciadores.
Entiende que el escudo del Sevilla debe llevar signos distintivos de la ciudad y por ello pone el escudo de Sevilla y las barras con los colores de la misma (rojo y blanco) que ya llevaban los viejos títulos de socios conocidos al menos desde 1911.
Y esboza dos diseños.
Los dos se basan en escudos heráldicos, un diseño con el escudo polaco y el otro con el suizo. El emblema definitivo fue un escudo suizo puro, con proporciones exactas. De igual forma ensayaría con el escudo polaco, muy similar al del Barcelona, no dice que usara exactamente el del club catalán, sino uno muy similar y más heráldico; un escudo polaco puro.
En ambos sitúa los cuarteles a imagen y semejanza del FC Barcelona, si bien centra el balón en la intersección de los cuarteles.

-Recreación del posible diseño sobre el escudo heráldico de morfología polaca y el diseño suizo que fue el que finalmente presentó Rodríguez Blanco a la directiva sevillista-

Una vez realizados, le gusta más el suizo por ser más estilizado y lo presenta a Zapata que era el secretario del Club.
En el Club, se conserva uno de esos escudos esmaltados en Alemania de los que se habla en la entrevista. Se adquirió junto con el original en papel y se custodian con mimo en el museo del Ramón Sánchez-Pizjuán.

El MARCADOR DEL VIEJO NERVION.
Pablo Rodríguez también fue el diseñador del antiguo marcador del estadio de Nervión, que sobrevivió al menos hasta 1955, fecha de la realización de la entrevista que nos ocupa.

LA FECHA DEL ESCUDO DE PABLO RODRIGUEZ.

Es una de las incógnitas que hasta ahora ha tenido nuestro escudo ¿Cuándo se ejecuta y se luce por vez primera?
Sobre este tema, el autor del emblema confiesa:
“Realmente, no se puede precisar concretamente de cuando data, únicamente puedo recordar que por entonces eran elementos preeminentes del club los Sres. Zapata, D. Fermín y D. Manuel”. Y a José Lafita, añadimos nosotros.
Esta claro que se estrena a principios de los años veinte. Tradicionalmente se ha venido hablando de 1922, pero ¿hay certeza de ello? ¿existe una fecha concreta de 1922? ¿quizá es de 1923? ¿a lo mejor de 1921?...
Permanezcan atentos al Voladizo. Muy pronto desvelaremos la incógnita.


NOTA; Mi más sincero agradecimiento a D. Agustín Rodríguez, historiador oficial del Sevilla F.C.

8 comentarios:

Carlos Romero dijo...

Fantástico. Sigue usted desentrañando cuestiones que no sabíamos de nuestra historia.

Menos mal que nuestra directiva no eligió el escudo polaco. XD

Felicidades.

A. Ramírez dijo...

D. Carlos, no hubo posibilidad de elección ya que Pablo Rguez. sólo presentó el suizo a la directiva.
Gracias

En Sevillista dijo...

buen documental antonio me ha encantado, muy interesante, como siempre se sigue aprendiendo con ustedes, los guardianes de la memoria.
Saludos

Puerta 15 dijo...

Magnífico trabajo.Cuando he visto el dibujo...cómo se parece la descendencia !!

Saludos

Tántalo dijo...

Como nos gustan sus perlas Antonio.

En la caja de Nacho pudimos ver que , de momento, la primera vez que el club utiliza el nuevo escudo en un documento oficial es el 2 de febrero de 1923.

Esperaremos a leer su próxima perla para despejar las dudas.

Un saludo.

cornelio dijo...

Magnífico.

Esto nos despeja las dudas sobre la posible influencia catalana en el diseño del escudo.

El propio autor nos lo cuenta.

Precioso post.

A. Ramírez dijo...

D.Cornelio yo abundaría en un asunto; la clara morfología heráldica del escudo...lineas convexas "parriba", tangentes "pabajo" que se unen en un pico..."pa mearse de la risa".
Con lo facil que es decir; ES UN ESCUDO TIPO SUIZO.....
Y si no lo entienden que le pregunten a usted y enséñeles sus "infórmenes" :D

cornelio dijo...

Cuando empezamos a hablar de haráldica resulta que no íbamos tan descaminados...