jueves, 26 de abril de 2012

Jueves de feria

Otro jueves de feria.
¿Os acordáis? Fue el día del reencuentro definitivo con el pasado, el día que terminamos el pilar del otro lado del río y unimos con el puente de la eternidad gloria con gloria.
Aquel zurdazo cambió  nuestras vidas y devolvió la grandeza que nunca debió irse. Aquel gol rompió las mordazas de la historia. En todos los sentidos. Un jueves de feria.
Nunca nada será igual.
Para éste que suscribe aquel día empezó la feria más hermosa. La feria más grande jamás soñada.
Porque pase lo que pase, la resaca de está borrachera de triunfos durará toda mi vida.
Ese jueves de feria, en el que alguno perdió la gracia, muchos miles, cientos de miles fuimos agraciados con el premio gordo.
Por eso un nuevo jueves de feria me acuerdo de ti, especialmente de ti.
Como cada jueves de feria.
Porque es un día mágico en el calendario litúrgico del sevillismo.
Porque es uno de esos días que relucen como el sol, aunque llueva a mares, y el brillo de la luna se mezcla con las miles de bombillas de la feria, para celebrar y recordar el gol de un niño de Nervión.
Hace seis ferias que cambiamos nuestras vidas. Seis ferias que se acabó la travesía del desierto para llegar al oasis jamás soñado por el sevillismo, el oasis de la gloria más absoluta.
Aun tiemblan los farolillos con el crujido de la grada de la Bombonera, con el latigazo zurdo a un balón que se lleno de redes y provocó el mayor éxtasis jamás vivido. Un gol que arrancó las telarañas del sufrimiento y la desesperación.
El gol de la esperanza. El que abrió todas las puertas del delirio. El que hizo derramar muchas lágrimas.
Por eso hoy de nuevo levanto mi copa, como las muchas copas de plata que después llegaron, y brindo por ti Antonio Puerta.
Gracias.

3 comentarios:

Talibán Sevillista dijo...

El sevillismo debería celebrar los Jueves de Feria como un año nuevo. Feliz Jueves de Feria.
Un abrazo

Tántalo dijo...

Aquel fue el jueves de feria más feliz y tal vez el día más feliz del sevillismo en la mayoría de los sevillistas.
Todo era,"simplemente", porque porfin íbamos a jugar un FINAL!
Nadie podía imaginar todo lo que vendría después...
Que siga la feria!

Manuel de los Santos dijo...

Feliz jueves de feria, hermano.

Fuerte abrazo. Gran post.