martes, 11 de enero de 2011

El rayo que no cesa


Felizmente recuperado de la enfermedad que le ha tenido postrado e incapacitado para para mantener su web cristífera, lo que no quita que también sea cortemanguista y peinetera (demostrable esto último si alguien lo solicita), vuelve a la carga el Sr. Carmona.

En esta ocasión hace toda una apología de su recto proceder y de sus geniales, trabajadas y nunca bien agradecidas investigaciones.

Presenta la novedad de un descubrimiento personal, después de arduas y laboriosas jornadas en la Hemeroteca Municipal, sobre el primer bético que presidió la Federación Regional Sur.

¡Felicidades! ¡Nos alegramos!

El problema es que , una vez más, para explicarnos su historia vuelve a inferir en nuestra memoria y en la de los sevillistas de tiempos pretéritos.

Dice textualmente;

Cierto es que el período presidencial que tuvo que sufrir Carlos Alarcón al frente de la Federación Regional Sur fue sumamente duro por los ataques que soportó. Pero su condición de presidente de dicho estamento fue demostrada por el que suscribe la información periodística solicitada. ¿A qué estima el lector que hasta hace dos años no se reconociese el hecho ni que el retrato de Carlos Alarcón figurase entre los colocados en el estamento federativo, si en su época se sabía que efectivamente ocupó tan distinguido lugar?
Indudablemente, la pregunta tiene fácil respuesta para los aficionados béticos que conozcan la tormentosa relación que el Real Betis Balompié mantuvo a lo largo de la historia con un estamento casi siempre dominado por los sevillistas. Pero, aún así, la respondo: simplemente porque era bético. Con toda seguridad puede decirse que si hubiera sido de otro equipo de la localidad habría ocurrido un hecho semejante.

A esto se le llama tirar la piedra y esconder la mano. ¿Como va a culpar el Sr. Carmona al sevillismo del desconocimiento que de Carlos Alarcón se tenía en la Federación Andaluza cuando él mismo reconoce que es un descubrimiento suyo relativamente reciente? ¿Conocían este dato dentro de la entidad verdiblanca?

No hay por donde coger el escrito. Volvemos a las andadas. Mi amigo Carlos Romero se estará frotando las manos.

El Sr. Carmona realiza juicios de valor sin un mínimo análisis histórico y sin aportar ni un sólo dato que avale sus tesis, y lo más importante, sin la posibilidad de permitir la discusión con los distintos interlocutores que aporten otros puntos de vista sobre un asunto.
Pero ya que ha tocado el asunto de la presidencia de Carlos Alarcón en la Federación Regional Sur, recordemos algo que ya contamos en este Voladizo hace un año.
---000---
Corría el año 1921, aquel año, nos privaron en los despachos lo que se ganó en buena lid en los terrizos terrenos de juego, cuando sembramos de ciencia y de arte los campos de foot-ball españoles. Nos robaron la semifinal del Campeonato de España y sin duda nos privaron de nuestro primer título nacional. Aquella Copa de España debió ser nuestra. Y si aquella copa se hubiese ganado, al crearse el campeonato nacional de Liga años más tarde, nos hubiesen incluido en la primera división.“Fijarse bien” y “tomen ustedes güena nota” de lo que nos perjudicó aquella cacicada federativa. Dijeron que el fútbol vasco tenía entonces mucho peso en la Federación Española. Mucho más peso sin duda que la Federación Regional Sur, de la que siempre nos contaron las lenguas perversas que estaba dominada y manipulada por componentes del Sevilla F.C.

Eso nos contaron y eso pensábamos. Pero miren ustedes por donde, resulta que en aquel año de 1921 el presidente de la F.R. Sur no era sevillista precisamente. Aquel año el representante máximo del fútbol andaluz era el presidente bético Carlos Alarcón de la Lastra. ¿Apoyaría este señor, como era su obligación, al Sevilla F.C. en su lucha federativa frente al recurso del Athletic Club de Bilbao? Me temo que no. Más bien todo lo contrario. Me aventuraría incluso a sospechar la posible existencia de maquinaciones desde la presidencia de la F.R. Sur “soplándole” ciertas informaciones al club vasco para hacerse con el campeonato. Cualquiera sabe lo que pudo pasar en realidad.


Lo que sí sabemos que pasó, fue que el propio presidente de la Federación Regional Sur, Sr. Alarcón de la Lastra, pretendió en la asamblea de la Federación Española de Fútbol, celebrada en Madrid en junio de 1921, que se anulase el campeonato andaluz, disputado ese mismo año varios meses antes, alegando exactamente lo mismo que alegó el Bilbao (alineación indebida de algunos jugadores sevillistas) ¿Curioso no? Lean el impresionante documento gráfico. Pone los vellos de punta. El representante andaluz atacando al Eterno Campeón de Andalucía.

¿Actuaba el Sr. Alarcón en nombre de la Federación Regional Sur o lo hacía buscando sus particulares intereses y en nombre y provecho de su equipo? La propuesta planteada por el Sr. Alarcón pretendía arrebatar el título de campeón de Andalucía al Sevilla F.C. ¿Esa propuesta se llevó a la asamblea de la RFEF después de ser consensuada por los clubs andaluces? Entendemos que no, ya que tras el "palo" federativo de la Nacional, desechando la propuesta del Presidente de los equipos andaluces e instándole a que el asunto se resolviese en la propia Federación R. Sur, esta última no resolvió según las intenciones del Sr. Alarcón de la Lastra. Es decir, la F.R. Sur (los representantes de los equipos andaluces) no permitieron arrebatar al Sevilla su Campeonato. El Sr. Alarcón fué por lana y salió trasquilado.

11 comentarios:

Carlos Romero dijo...

No escarmienta. No es bético, es antisevillista, sin darse cuenta el daño que le hace al Betis con sus esperpénticas tesituras de colegio de primaria.

Yo estoy por dejarlo por imposible porque me da vergüenza ajena, a un bético os podéis imaginar.

Todos sus males provienen del Sevilla FC, me hubiese gustado verle retorcerse de dolor todos estos años atrás cada vez que el Gran club de Andalucía ganaba un copón divino.

Pobre hombre, que pena me da.

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

¿Alarcón de la Lastra?

Me suena.

Creo que tuvo una participación importante en trágicos sucesos de unos años más tarde.

Muy importante, sin duda.

Y era comunista ¿no?

Cuídate.

Evelina Fuentes (Madrid) dijo...

Ay Don Antonio, no sabe usted bien cómo nos ha abierto los ojos a muchos béticos usted y ese muchachito de la palangana desconchá .

Que desencanto de hombre, con lo que yo confiaba en él.

A. Ramírez dijo...

Doña Evelina, como siempre un placer leerla por aquí. Ya ve usted, las cosas de la vida que no deja de sorprendernos.

Un saludo de este su fiel admirador.
Eternamente suyo.

cornelio dijo...

El caso es que me parece que usted ya me había contado lo de Alarcón de la Lastra como presidente...

¿No sería usted el que quitó el retrato?

Y luego de los jaleos que liaron en la FRS cargaron a los sevillistas con la culpa...

Tántalo dijo...

Carmona si que va a por lana y sale trasquilado.

Genial esquilador.

Pobre ovejita.

Beeeee...

Alexis Correa dijo...

¿Pero éste no se había retirado?

Alexis Correa dijo...

Por cierto, me llama la atención el titular de eldesmarque.es, que dice que el museo del Betis se encuentra cerrado y anegado.

A. Ramírez dijo...

Sí Alexis.
Muchos medios informativos se hacen eco de la noticia.
Es una pena que se puedan haber mojado las fotocopias tamaño A4 con calidad laser, menos mal que nuestro amigo no las donó; http://www.contigosiemprebetis.es/pagina-antiguedad-museo.html

chustikov dijo...

¿A qué viene todo ésto? ¿Pués no parece que lo ha descubierto ayer y en su libro de los presidentes y directivos de la historia del Betis, en el apartado dedicado a Carlos Alarcón De la Lastra, hace mención a este descubrimiento? Este libro fue publicado en diciembre de 2009. No sé por qué sale con ésto ahora.

Pués sí, está demasiado obsesionado con el Sevilla FC y aunque haya habido capítulos cainitas entre Betis y Sevilla a lo largo de la historia no se puede estar todo el día con la escopeta cargada.

Vuelve, como he dicho, con mucha mala leche acumulada. Menos mal que la inmensa mayoría de béticos no se enteran de estas cosas, ya que los que le interesan estos episodios de la historia del balompié sevillano somos unos poquitos.

En fin, una lástima que todo el gran trabajo de investigación realizado por este señor lo tire por la borda gracias al odio, rencor y malas formas que desprenden sus escritos.

Saludos a todos mis amigos sevillistas.

A. Ramírez dijo...

Chusti, no te preocupes demasiado. Cada uno ya se ha retratado y sabemos de que parte está, y personajes como el que nos ocupa han perdido toda credibilidad. El trabajo objetivo que haya realizado ahí está y es bueno, la interpretación la hareis otros, la haremos entre todos, intercambiando datos, analizando conjuntamente las situaciones y disfrutando de la historia común de esta ciudad y si es con una cerveza por medio mejor.
Un abrazo amigo.